Inicio > Canvi Climàtic / Cambio Climático, Informació bàsica per a la trobada de Copenhaguen / Información básica para el encuentro de Copenhague > Reducción en las emisiones. ¿Qué se necesita y qué está en la mesa de negociación? (8 días)

Reducción en las emisiones. ¿Qué se necesita y qué está en la mesa de negociación? (8 días)

Faltan 8 días para Copenhague

Miquel Ortega Cerdà. Observatorio de la deuda en la Globalización[1].

Un aspecto clave en la lucha contra el cambio climático es el nivel y el ritmo de reducciones en las emisiones que se debe conseguir para evitar continuar acelerando el cambio climático ¿Qué niveles son los recomendables? ¿Cuáles son los compromisos ya adquiridos y su nivel de cumplimiento? ¿A qué se han comprometido los países como punto de inicio de las negociaciones de Copenhague?. A continuación se dan algunas claves para analizar estas cuestiones.

La ciencia del cambio climático

La base científica de la problemática del cambio climático está unánimemente aceptada a través de los trabajos realizados por el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC). Sus trabajos son también reconocidos por casi la totalidad de representantes políticos. Es necesario reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero de tal manera que el nivel de concentración de CO2 en la atmósfera no supere las 450 partes por millón. Esto significa que las emisiones globales deben tener su pico, como muy tarde el año 2020, y empezar a decrecer a partir de entonces hasta estabilizarse el año 2050 al 50% del nivel de las emisiones de 1990. De esta manera se espera limitar el calentamiento del planeta a 2ºC, presuntamente asumible por la raza humana, según el Cuarto Informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático. Las nuevas investigaciones científicas apuntan a que las previsiones obtenidas en este informe de referencia podrían haber sido demasiado conservadoras y que se necesita aún un esfuerzo mayor.

Compromisos adquiridos en el Protocolo de Kioto

Las negociaciones de Copenhague no son la primera vez en la que los países tratan de limitar sus emisiones de gases de efecto invernadero. En el protocolo de Kioto se acordaron una serie de compromisos de reducción en el periodo 2008-2012 para la mayoría de los países industrializados, así por ejemplo la Unión Europea se comprometió a una reducción global del 8% respecto al nivel de emisiones del año 1990, o España a no emitir más de un 15% por encima de los niveles de ese mismo año.

El nivel de cumplimiento de los objetivos propuestos ha sido muy diverso, y si bien la crisis económica de los últimos dos años parece que favorecerá el cumplimiento del objetivo para el conjunto de la Unión Europea, países como España están muy por encima de los objetivos planificados[2]. A continuación se presenta una tabla con el conjunto de objetivos y la información más actualizada disponible sobre la tendencia o no al cumplimiento[3].

País o región i % de reducción respecto 1990 para el periodo 2008-2012 Diferencia entre el objetivo y el valor medio real 2003-2007 ii
Australia +8 +4.8 iii
Austria -13 +28.7
Bélgica -7.5 +3.7
Dinamarca -21 +16.9
Estonia -8 – 44.6
Comunidad Europea -8 +4.1
Finlandia 0 +6.5
Francia 0 – 3.1
Alemania -21 -0.3
Grecia +25 -2.8
Hungría +13 -25.3
Islandia -6 +8.2
Irlanda +13 +11.6
Italia -6.5 +15
Japón -6 +14.2 iii
Letonia -8 -48.1
Liechtenstein -8 +23.7
Lituania -8 -46.4
Luxemburgo -28 +27.2
Mónaco -8 +8 iii
Holanda -6 +5.8
Nueva Zelanda 0 +22.1 iii
Noruega 1 +8.1
Polonia -6 -24.7
Portugal +27 +14.6
Rumania -8 -37.0
Federación Rusa 0 -51.4 iii
Eslovaquia -8 -23.9
Eslovenia -8 +9.3
España +15 +33.6
Suecia +4 -9.9
Suiza -8 +7.9
Ucrania 0 -52.9 iii
Reino Unido -12.5 -3.6
EEUUiV -7

i Técnicamente se denominan “partes firmantes del protocolo de Kioto”

ii Valores positivos indica que se emite por encima del objetivo propuesto

iii Datos obtenidos a partir de documentos del secretariado presentados el 2 de Noviembre de 2009 en el encuentro de cambio climático de Barcelona. Corresponden a las emisiones del año 2007.

iV EEUU no llegó a ratificar el acuerdo, si bien sí llegó a acordar un compromiso de reducciones que al no firmar el conjunto del protocolo nunca ha tenido valor vinculante.

Compromisos de partida en las negociaciones de Copenhague

A falta de pocos días para el inicio de las negociaciones algunos países han anunciado sus compromisos de reducción a partir de los cuales se negociará, y su posicionamiento respecto a algunos aspectos básicos de la negociación. En la tabla 2 se resumen las posiciones de las que se dispone de información hasta el momento de redacción de este documento[4].

País o región Rango o valor  de reducción comprometido para 2020 Año de referencia Inclusión de LULUCF Inclusión de mecanismos Status
Australia Entre -5 a -15 %; o -25 % 2000 Anunciado oficialmente
Bielorrusia Entre -5 a -10 % 1990 Por determinar Bajo consideración
Canadá -20 % 2006 Por determinar Por determinar Anunciado oficialmente
Croacia ii + 6 % 1990 Por determinar Bajo consideración
Unión Europea (EU-27) Entre -20 y -30 % 1990 No para -20%, sí para -30% iii Adoptado por legislación
Islandia -15 % 1990 iv Anunciado oficialmente
Japón -25 % 1990 Por determinar Por determinar Anunciado oficialmente
Liechtenstein Entre -20 y -30 % 1990 No Anunciado oficialmente
Mónaco -20 % 1990 No Anunciado oficialmente
Nueva Zelanda Entre -10 y -20 % 1990 Anunciado oficialmente
Noruega Entre -30 y -40 % 1990 v Anunciado oficialmente
Federación Rusa Entre -10 y -15 % 1990 Por determinar Por determinar Anunciado oficialmente
Suiza Entre -20 y -30 % 1990 Anunciado oficialmente
Ucrania -20 % 1990 Por determinar Bajo consideración
EEUU -17%7 2005 Anunciado en conferencia pública
China Reducir entre un 40% y un 45% la cantidad de emisiones de CO2 por unidad de PIB
India No permitirá que sus emisiones de gases de efecto invernadero excedan las emisiones medidas de los países desarrollados.

LULUCF=uso de la tierra, cambio de usos y forestación. Mecanismos=mecanismos de flexibilidad recogidos en el protocolo de Kioto.

ii Corresponde a un decrecimiento de un 5% respecto a las emisiones base calculadas a partir de la actual configuración del país.

iii La Unión Europea ha manifestado su voluntad de restringir el uso de mecanismos en el cálculo de reducciones.

iv La inclusión de LULUCF se refiere a su posicionamiento sobre la continuación de este mecanismo en el marco del protocolo de Kyoto

v En el objetivo planteado se asume la continuación de la contabilidad de LULUCF, tal como se establece en el protocolo de Kioto, si ésta cambia también cambiará el objetivo previsto

vi Una reducción de un 17% respecto al año 2005 corresponde aproximadamente un 4% respecto al año 1990

¿Qué se puede esperar de Copenhague?

A partir de los compromisos por ahora adquiridos a priori existen dudas razonables sobre la capacidad de los países más industrializados de comprometer un nivel de reducción suficiente para estar en los márgenes de seguridad recomendados por el IPCC. Un gran reto en la negociación será por tanto no tender al mínimo común denominador, sino ser capaces de incrementar la ambición de los compromisos de manera que se dé una verdadera solución al problema socio-climático que sea coherente con las características ecológicas del problema.

Los países más inmediatamente afectados por el cambio climático (como por ejemplo los países insulares) o los países con niveles de emisión más bajo pero que pueden verse afectados gravemente por los impactos de un cambio acelerado del clima (como es el caso de los países Africanos) serán los principales motores de un posible incremento en las exigencias a los países más industrializados.

Por otra parte existe una duda razonable de hasta qué punto también se comprometerán los países en desarrollo a niveles de reducción o cuanto menos de control de sus emisiones atmosféricas. Sin su contribución de una u otra manera resulta difícil que se consiga una política global de control de emisiones suficientes. No obstante es justo considerar que sus emisiones por cápita son en general mucho menores que la de los países más industrializados, y que sus emisiones históricas son mucho más bajas, por ello el nivel de exigencia no puede ser el mismo. Esta realidad ya fue considerada en su momento en el protocolo de Kioto y en la Convención Marco de Cambio Climático a través del concepto de responsabilidad compartida pero diferenciada. Una duda importante en las negociaciones de Copenhague es cómo este principio va a ser aplicado o ignorado.


[1] Más información en www.odg.cat. Correo de contacto: miquel.ortega@odg.cat

[2] Es el país con una mayor separación entre el objetivo planificado y los niveles de emisiones actuales de toda la Unión Europea.

[3] La información de los países Europeos ha sido obtenida del informe de la Agencia Europea del Medio Ambiente publicado el año 2009 “Greenhouse gas emission trends and projections in Europe 2009

Tracking progress towards Kyoto targets”. EEA Report 9/2009.

[4] Existen muchos matices en cada una de las posiciones y por tanto esta tabla se debe tomar como indicativa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: