Juego sucio (10 de diciembre)

Miquel Ortega Cerdà. Observatorio de la deuda en la Globalización[1].

Ayer comentábamos la posibilidad de que se estuviera preparando algún tipo de documento breve precocinado por algunos países que podía aparecer en la mesa de negociación a finales de esta semana. Lo cierto es que los hechos se han precipitado por una vía fuera de las estructuras formales de negociación, y si de algo podemos estar seguros es que no es por casualidad.

A última hora de ayer apareció un documento filtrado a la prensa con un texto preparado por el gobierno danés que cumplía las condiciones formales para ser presentado como resultado final de las negociaciones de Copenhague.

La noticia ha sido la comidilla de los negociadores de hoy, y ha obligado a que los países se posicionen. Los países industrializados y el secretariado de la Convención han declarado que este documento no tiene ningún valor, que no forma parte del proceso formal de negociación, que es un texto más entre muchos otros que han ido circulando entre algunos países, que el texto final será el que se establezca a través de los mecanismos establecidos en la Convención. Es decir, resumiendo, que no se le debe dar mayor importancia. Por su parte los países en desarrollo han protestado vigorosamente tanto por la forma – explicitando que sólo aceptarán los procesos formales de la Convención – como por el fondo – señalando que el texto no era ni mucho menos suficientemente ambicioso.

Lo cierto es que muy probablemente la filtración forma parte de los habituales “juegos sucios” de las negociaciones, donde se filtra información seleccionada con el fin de condicionar el procedimiento formal. No es la primera vez que sucede, y quién sabe si será la última.

El primer golpe bajo en las negociaciones de Copenhague fue la denuncia de una “supuesta falsificación” de los datos sobre el cambio climático por parte de un científico de reconocido prestigio de la Universidad de East Anglia. El objetivo era tratar de disminuir la credibilidad del fundamento teórico de la lucha contra el cambio climático, con la finalidad de reforzar las posiciones más reticentes a tomar decisiones radicales durante las negociaciones. La denuncia fue tan mal fundamentada y era tan científicamente irrelevante que fracasó totalmente. Ahora falta por ver el efecto de la filtración de este nuevo documento.

Principales características del documento

Un efecto ya conseguido es que los negociadores lean con atención el texto y la discusión de hoy sea condicionada, tanto por la forma propuesta para el acuerdo como por su contenido.

En primer lugar cabe señalar que el documento está redactado como un “acuerdo político” con el compromiso de que se redacte un documento jurídicamente vinculante en un tiempo determinado. La forma del documento es ya importante, pues si los negociadores lo toman como punto de partida el marco conceptual ya estará fijado, eliminando por ejemplo la posibilidad de conseguir directamente un acuerdo vinculante en Copenhague.

En segundo lugar se da por asumido que el objetivo a largo plazo es que no se supere un aumento de 2 grados en la atmósfera, la posición defendida por Europa y EEUU pero no, por ejemplo, por los países AOSIS y África. Igualmente se asume la incorporación de los REDD en el mercado de carbono, aspecto este también en discusión.

En tercer lugar se establece una fecha límite para el “pico de emisiones” en los países en desarrollo (exceptuando los países menos avanzados), aspecto con el que no están de acuerdo los países en desarrollo. De esta manera se descarta por ejemplo tomar como objetivo la convergencia en las emisiones por cápita como un marco futuro de referencia para los países en desarrollo (postura por ejemplo defendida por India).

En cuarto lugar se pasa de un esquema de proyecto a proyecto en la evaluación de los proyectos de compensación a esquemas más globales, lo cual ha sido criticado ampliamente por algunos grupos ecologistas como Amigos de la Tierra Internacional.

Finalmente el sistema de financiación previsto es bastante parecido al propuesto por el G-77 si bien no se establece que todos los recursos pasen por las Naciones Unidas sino que se propone crear un fondo a través del cual se canalizará parte de los recursos. No se señalan cuántos recursos se destinarán.

Más allá de los aspectos propuestos concretos del texto en fondo y forma ¿a quién beneficia que se haya filtrado el documento?

Por una parte puede considerarse como un globo sonda de alguno de los países más industrializados. Al presentar este documento muy desequilibrado a su favor, se condiciona a los negociadores a aceptar mejoras menores en las negociaciones formales teniendo como referencia un punto de partida muy favorable para los países industrializados.

Por otra parte también puede considerarse una forma de movilizar y presionar a los países más industrializados beneficiando así a los países en desarrollo. Ante un intento de aparición de un supuesto documento a final de semana, ya en el marco de la negociación formal, tanto la prensa como los propios países en desarrollo se mostrarán más fácilmente en contra y será más fácil así establecer alianzas de oposición. Igualmente se puede entender también como una manera de tratar de presionar al secretariado para evitar que éste llegue a presentar un documento de estas características.

La aparición en cualquier caso no deja indiferente, y cuanto menos hoy ha servido para mantener entretenidos a los negociadores y la prensa. Mientras tanto las negociaciones formales continúan.

El proceso negociador formal

El aspecto formalmente más importante de la jornada de hoy ha sido la suspensión temporal de la COP (es decir la negociación general de las partes firmantes de la Convención Marco del Cambio climático). Durante la mañana Tuvalu (una de las pequeñas islas estado que forma parte del grupo AOSIS) se opuso a crear ningún grupo de trabajo para tratar diversos temas concretos si las partes no optaban por compromisos más ambiciosos de reducción real de las emisiones. Tuvalu considera que el objetivo es conseguir una concentración atmosférica de gases de efecto invernadero de 350 ppm y no un aumento de temperatura de 2 grados centígrados, tal como defiende EEUU o Europa, entre otros. La posición de bloqueo contó con la oposición de prácticamente todos los países, incluidos China y el G-77, pero Tuvalu no cambió su opinión, y como para la creación de grupos de trabajo se requiere un acuerdo por consenso el secretariado sólo podía optar entre posponer la decisión o no crear ningún grupo. Finalmente el secretariado optó por posponer la COP hasta las tres de la tarde, pero ante la falta de consenso no se volvió a convocar. Es seguro que las negociaciones continúan de manera informal, pero antes de evidenciar el desacuerdo el secretariado está optando por mantener la negociación formalmente en stand-by. Es probable que mañana se llegue a algún tipo de acuerdo y se desbloquee así el proceso de toma de decisiones.

Por otra parte continuó el proceso de discusión sobre MDLs, Joint implementation y otros mecanimos de compensación, pero no se alcanzaron decisiones firmes.

Finalmente podemos señalar que en uno de los plenarios se prohibió la participación de los observadores pues uno de ellos se había manifestado en la sesión anterior…. Nada nuevo bajo el sol en el marco negociador.

En resumen, el proceso negociador con los habituales problemas formales continua avanzando, aunque, eso sí, lo haga poco a poco.


[1] Más información en www.odg.cat. Correo de contacto: miquel.ortega@odg.cat

  1. Miquel Ortega Cerdà
    11/12/2009 a las 00:27

    muhas gracias por el comentario….pero ¿dónde está la palabra cimera?. Quizás ya lo corregí en el blog y ahora no la veo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: