Klimaforum (14 de diciembre)

Miquel Ortega Cerdà. Observatorio de la deuda en la Globalización[1].

Espacio del Klimaforum. Foto: Juan Carlos Bello

El domingo no se llevaron a cabo negociaciones oficiales. Fue un buen momento para desplazarse al foro alternativo (Klimaforum) que se está llevando a cabo en paralelo al foro oficial. Durante 11 días tendrán lugar más de 300 seminarios y multitud de actos complementarios (música, teatro, etc.). Están asistiendo miles de personas, no es por tanto un acto puntual o marginal sino un acto masivo que aporta elementos importantes a la reflexión de la problemática del cambio climático.

Aspectos formales

Antes de entrar en los aspectos de contenido tratados en ambos foros, para situarnos repasemos los parecidos y diferencias formales entre el foro formal y el alternativo.

La primera diferencia formal para cualquier asistente que quiera ir a los dos foros es que la entrada al foro alternativo es libre, a diferencia del foro formal en el que es necesario pasar por un complejo sistema de acreditación y control de seguridad. Al igual que en el foro oficial los asistentes vienen de todo el mundo, pero la media de los asistentes es sensiblemente menor en el foro alternativo, y está formado por muchas más mujeres. Tampoco visten igual, los asistentes del foro formal en general visten de manera bastante homogénea y de tonos neutros, en el foro alternativo por el contrario los vestidos son mucho más informales y los colores variados. Si hiciéramos un paralelismo con las estaciones del año la sensación es que en el foro oficial prevalecen los tonos de otoño, en el alternativo –a poco más de 10 minutos en tren – es primavera.

En el Klimaforum hay espacio para las futuras generaciones. Foto: Miquel Ortega

Una vez cruzada la puerta de los edificios (el edifico del foro en el exterior de la ciudad, el foro alternativo en el centro de la ciudad) encontramos también diferencias significativas en los pasillos de los edificios. El encuentro oficial es lo más parecido a una feria de muestras habitual en muchos sectores empresariales, un enorme espacio con multitud de “casetas” llenas de publicidad de ONGs, empresas y organizaciones internacionales combinado con una gran cantidad de salas donde tienen lugar las reuniones. En el foro alternativo por el contrario los pasillos y espacios abiertos están mucho más desordenados y menos acomodados. Pese a ello son mucho más entretenidos y es fácil darse cuenta que prácticamente cualquier iniciativa está permitida, desde pósters donde las personas ponen sus opiniones, a zonas de “parking” de cochecitos de niños entre las salas de reuniones… cosa que no existe en el foro oficial. ¡Sin duda las futuras generaciones están más presentes en el foro alternativo!.

Finalmente si nos centramos en cómo son las reuniones formalmente obviamente son diferentes. El encuentro formal sigue un protocolo muy estricto y todas las reuniones son lideradas por el secretariado de la Convención. Junto a las reuniones de negociación existen también un conjunto de seminarios organizados por ONGs autorizadas por las Naciones Unidas y organizaciones internacionales. A ellas asisten tanto negociadores como observadores interaccionando siempre bajo un esquema ponencia-pregunta. Por el contrario las reuniones del encuentro alternativo son únicamente seminarios mucho más relajados que tienen una estructura mucho más informal y variada: desde mesas redondas a workshops o ponencias…. incluso hay premios a las empresas que han realizado más esfuerzos para bloquear las negociaciones de cambio climático (Angry Mermaid Award). Esta flexibilidad claramente facilita la incorporación de nuevas ideas.

Contenidos

También existen diferencias significativas en los contenidos.

Las negociaciones oficiales se centran, como hemos visto en los pasados días, en la reducción del cambio de las emisiones, en el comercio de emisiones y en la financiación de la reducción y comercio. Si bien lo acordado en las negociaciones afectará a partes importantes de la economía internacional (por eso están presentes las principales empresas del mundo) la negociación en la práctica no se lleva a cabo evaluando detalladamente los impactos sectoriales, y sobre todo no se negocia sobre cómo deberán cambiarse las políticas sectoriales para poder conseguir los resultados a escala macro establecidos en la negociación. La sensación es que se trata de solucionar el problema del cambio climático sin cambiar prácticamente ningún aspecto del consumo ni del sistema económico.

Por el contrario la práctica totalidad de las jornadas del Klimaforum toman como punto

Seminario del Klimaforum. Foto: Miquel Ortega

de partida que es imprescindible cambiar el modelo de consumo y económico de manera radical si se quiere afrontar el problema del cambio climático. Esta orientación hace que casi todos los seminarios que se realizan afronten la temática del cambio climático en relación a otros elementos ya sean sociales o productivos: agricultura y cambio climático, revolución energética, comercio y clima, políticas municipales y clima, género y justicia ambiental, son algunos ejemplos.

También tienen lugar numerosas sesiones al entorno de las alternativas centradas en una sociedad con un menor consumo de energía de origen fósil: transition towns, el escenario de

El decrecimiento, una de las alternativas propuestas. Foto: Juan Carlos Bello

negawatios, aprendiendo de la práctica diaria a conseguir una transición post peak oil,  un mundo sin petróleo, vida sostenible, localismo y resiliencia, diálogo de una sociedad post-petrolera, producción orgánica y cambio climático, etc. son algunos de los títulos de los seminarios que podemos encontrar en el programa. También hay un espacio para el análisis, la denuncia y las demandas: ¿por qué los mercados de carbono no funcionan?, los derechos de los desplazados ambientales, reclamando la tierra: alimentando a más y oponiéndose a la privatización, las voces indígenas en el cambio climático, los biocombustibles una solución falsa al cambio climático, la voz de las víctimas, etc. Finalmente señalar también un último grupo de charlas sobre aspectos éticos y morales: clima, ética y alimentación; justicia climática: en defensa de la madre tierra y sus pueblos, etc.  Así como numerosas reuniones de grupos y asociaciones políticas.

Se puede ir mucho más allá

Lo cierto es que viendo ambos fórums uno no puede evitar pensar que se puede ir mucho más allá de lo que se está yendo en las negociaciones oficiales. Existen ya numerosas alternativas posibles y viables que no están plenamente explotadas porque no existe un marco legal adecuado para que se generalicen. La sensación es que si no se produce la expansión no es únicamente por una cuestión económica, existen numerosas opciones que serían viables con los recursos disposibles (sin entrar ya en la discusión sobre por qué existen recursos para algunos temas y no para otros). Muy probablemente hay aspectos estructurales en la negociación, generacionales por parte de los negociadores, y una falta significativa de flexibilidad en la mente de los negociadores que dificultan el paso adelante. No todo lo que dificulta las negociaciones es cuestión de dinero.


[1] Más información en www.odg.cat. Correo de contacto: miquel.ortega@odg.cat

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: