Archivo

Archive for 16 junio 2010

Unión Fenosa – Gas Natural e Iberdrola en México

Publicat al blog del Col·lectiu Rets – Respostes a les Empreses Transnacionals

El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) denuncia al Banco Mundial, a las empresas transnacionales UNIÓN FENOSA-GAS NATURAL-LA CAIXA-REPSOL, IBERDROLA y al gobierno mexicano, que actúa como cómplice e instrumento de aquellas, de haber cometido un “Crimen contra la Humanidad”, al haber instigado los primeros y ejecutado este último, la inconstitucional desaparición de la empresa pública de electricidad Luz y Fuerza del Centro, de ocupar sus instalaciones con lujo de violencia utilizando al ejército y la fuerza pública, de violar los derechos humanos y laborales de sus 43 mil 720 trabajadores al despedirlos, de dejar en la indefensión a sus 22 mil 256 jubilados y de intentar destruir al Sindicato Mexicano de Electricistas.

Aquí está un buen video (la primera de una serie de 4) que habla sobre la corrupción que hay detrás de la privatización de la luz en México. Un dibujo interesante sobre los procesos de privatización, la connivencia de Gobiernos y Empresas Privadas y el fundamental apoyo de los medios de comunicación como correa de transmisión para legitimar medidas contra la población. Para aquellas personas que tengan interes en el papel de las Empresas Transnacionales españolas como Unión Fenosa-Gas Natural e Iberdrola, un nuevo ejemplo en el capítulo 3 de a quien benenfician estas privatizaciones de servicios públicos.

Vídeo 3 SME México – Privatización Sector eléctrico (capítulo empresas eléctricas españolas)

Resto de partes del documental:
Vídeo 1 SME México – Privatización Sector eléctrico

Vídeo 2 SME México – Privatización Sector eléctrico

Vídeo 4 SME México – Privatización Sector eléctrico

Para saber más sobre denuncias en otros países a Unión Fenosa – Gas Natural accede a Unión Penosa

Anuncios

Como un pez fuera del agua

Miquel Ortega y Gustavo Duch.

Publicado en Público. 14 Jun 2010.

Ilustración de Iker Ayestaran

Poco más o menos como indica el título se ha quedado la Comisión Europea tras evaluar los resultados de la Política Pesquera Común (PPC) aplicada desde 1983 y revisada en 2002: más del 85% de los bancos de peces evaluados en las aguas comunitarias se consideran sobreexplotados, y la industria pesquera –especialmente la más pequeña– encadena una crisis tras otra. No está mal para una política que, entre sus objetivos, se planteaba conservar los recursos marinos y apoyar al sector pesquero. Peor aún es el resultado si tenemos en cuenta que no se trata de una política a la que no se le han dedicado recursos: 4.897 millones en el periodo 2000-2006, y una previsión de 4.304 millones más para el periodo 2007-2013. En varios estados miembros se ha calculado que el coste de la pesca para los presupuestos públicos es superior al valor total de las capturas. Dicho con otras palabras, prácticamente pagamos dos veces el pescado: una en la pescadería y otra a través de nuestros impuestos.

Algo se ha hecho muy mal y, por ello, como plantea la propia Comisión Europea, “debe llevarse a cabo un cambio radical en la PPC, no debe tratarse de otra reforma fragmentaria gradual, sino de un maremoto cuyo alcance afecte a los factores fundamentales que se esconden en los fracasos anteriores”. La revolución se ha puesto en marcha y tendremos una nueva PPC en 2012. Pero ¿en qué debe basarse este cambio radical? Leer más…

Entrevista a David Llistar: “Para ayudar no hace falta irse a África”

Publicada en La Vanguardia, el 14 de juny de 2010 – http://www.lavanguardia.es/ciudadanos/noticias/20100614/53944535940/david-llistar-para-ayudar-no-hace-falta-irse-a-africa-africa-ong-otan-irak-ongs-globalizacion-afgani.html

J. Albarrán Bugié | Barcelona | 14/06/2010 | Actualizada a las 01:47h | Ciudadanos

El autor del libro ‘Anticooperación’ denuncia los poderosos mecanismos de nuestras sociedades, gobiernos e instituciones que dañan a los países “empobrecidos” y “pisotean” el trabajo de las ONG

Un viaje a Nicaragua le cambió la vida. Contactó con “la pobreza, la gente y la injusticia” y, desde entonces, el físico David Llistar (Premià de Mar, Barcelona, 1971) ha residido en más de una decena de países en vías de desarrollo y ha cofundado el Observatorio de la Deuda en la Globalización (ODG), que actualmente coordina.

David  Llistar, autor del libro 'Anticooperación'.

Pese a que cree que “la cooperación sirve y se tiene que reforzar”, denuncia que las ONGs hacen “un trabajo de hormiguitas al lado del de los elefantes que van pisando toda la hierba plantada por otros”.

Estos elefantes son empresas, gobiernos e instituciones de los países ricos que, mientras con una mano dedican esfuerzos a ayudar a los países del sur, con la otra promueven y mantienen políticas que hacen mucho más daño que el que pretenden repara con la otra. Todos estos mecanismos destructivos los ha analizado sistemáticamente en el libro “Anticooperación. Interferencias globales Norte-Sur” (Icaria).

Según Llistar, puede ser más efectivo combatir estos mecanismos desde aquí que el trabajo que se pueda realizar sobre el terreno.
Leer más…

Este cuento ya me lo sé

Iolanda Fresnillo i Sallan, Observatorio de la Deuda en la Globalización (en català al final)

El Banco Mundial ha advertido estos días de lo mal que vamos con la economía española. Con algunos errores de cálculo (vaya, que no sabían calcular la deuda pública del Estado español). Pero eso al Banco le da igual, lo importante es lo importante. Es decir, hacer como su hermano gemelo, el FMI, y poner en vereda a la economía española, es decir, a los trabajadores y trabajadoras de este país. Se trata de hacer algo en lo que están muy curtidos, tanto el Banco como el Fondo.  Lo han hecho durante décadas en los más diversos países de América Latina, África, Asia o Europa del Este. Pero no se confundan, ellos no imponen, hacen recomendaciones. Leen en su bola de cristal y publican sus informes sobre lo que sería bueno que hiciese este u este otro país. Los mercados los escuchan. Y si el país hace oídos sordos a las “recomendaciones” de las gemelas de Bretton Woods, pues son los mercados los que se ocupan de aplicar el merecido castigo. Ataques especulativos, aumento de riesgo país, fuga de capitales… Es algo que mercados e instituciones financieras internacionales llevan haciendo décadas, y saben bien como hacerlo. ¿El objetivo? Dar placer y beneficios a los mercados de capitales, a las empresas transnacionales, inversionistas globales y especuladores internacionales. ¿El coste? reducciones de salarios, desregulación laboral, despidos, aumentos de impuestos indirectos, reducción de subsidios y ayudas, privatización de pensiones y servicios públicos… ¿El premio? Más deuda, pues en cuanto pueden acompañan bienintencionadas las “recomendaciones” con crédito, que de algo tienen que vivir estas instituciones (es decir, de los intereses). Leer más…

¿Decrecimiento en el Sur?

David Llistar*, Observatoio de la Deuda en la Globalización. Publicado en Ecologista (n. 65) Mayo 2010

*Autor de (2009) Anticooperación. Interferencias Norte Sur. Los problemas del Sur no se resuelven con más ayuda Barcelona: Icària editorial.

Los límites físicos de nuestro planeta imponen decrecimiento energético y material a los metabolismos sociales de EEUU, Europa, Japón y el resto de países consumidores industriales. Comemos demasiado y demasiado rápido. Se han constituido así metabolismos construidos contemporáneamente bajo el paradigma de “hidrocarburo bueno-bonito-barato” e infinito (civilización petrolera), y organizados alrededor del máximo crecimiento posible en el menor tiempo posible (turbocapitalismo).

Ahora bien, situando nuestra mirada más hacia el Sur: ¿Acaso se puede exigir decrecimiento en Mozambique, el Ecuador o Vietnam? ¿Debe también respetarse el derecho de los chino/as o los indio/as a crecer anualmente cerca de un 10% de su PIB? Leer más…