Este cuento ya me lo sé

Iolanda Fresnillo i Sallan, Observatorio de la Deuda en la Globalización (en català al final)

El Banco Mundial ha advertido estos días de lo mal que vamos con la economía española. Con algunos errores de cálculo (vaya, que no sabían calcular la deuda pública del Estado español). Pero eso al Banco le da igual, lo importante es lo importante. Es decir, hacer como su hermano gemelo, el FMI, y poner en vereda a la economía española, es decir, a los trabajadores y trabajadoras de este país. Se trata de hacer algo en lo que están muy curtidos, tanto el Banco como el Fondo.  Lo han hecho durante décadas en los más diversos países de América Latina, África, Asia o Europa del Este. Pero no se confundan, ellos no imponen, hacen recomendaciones. Leen en su bola de cristal y publican sus informes sobre lo que sería bueno que hiciese este u este otro país. Los mercados los escuchan. Y si el país hace oídos sordos a las “recomendaciones” de las gemelas de Bretton Woods, pues son los mercados los que se ocupan de aplicar el merecido castigo. Ataques especulativos, aumento de riesgo país, fuga de capitales… Es algo que mercados e instituciones financieras internacionales llevan haciendo décadas, y saben bien como hacerlo. ¿El objetivo? Dar placer y beneficios a los mercados de capitales, a las empresas transnacionales, inversionistas globales y especuladores internacionales. ¿El coste? reducciones de salarios, desregulación laboral, despidos, aumentos de impuestos indirectos, reducción de subsidios y ayudas, privatización de pensiones y servicios públicos… ¿El premio? Más deuda, pues en cuanto pueden acompañan bienintencionadas las “recomendaciones” con crédito, que de algo tienen que vivir estas instituciones (es decir, de los intereses).

Como decía, estas instituciones llevan más de 6 décadas haciendo su trabajo, ¿con qué resultado? Pues yo lo calificaría de fracaso. Si bien las políticas recomendadas han permitido a las élites económicas conquistar mercados y acumular beneficios, incluso conseguir ciertas mejoras en ciertos indicadores macroeconómicos, éstas han tenido importantes impactos negativos en las condiciones de vida de millones de personas. No han conseguido garantizar de forma sostenida el crecimiento económico o el equilibrio de la balanza comercial que prometían, ni han permitido tampoco superar los problemas de sobreendeudamiento. Este evidente fracaso no ha conseguido acabar con la existencia bacteriana del FMI y el Banco Mundial, que han aprovechado la crisis financiera primera, y económica después, para reaparecer estelarmente. Esta vez no se meten con Argentina o Malí, sino que se atreven a jugar en primera división, contra España o Grecia. Aunque viendo los entrenadores y la plantilla que tenemos en la primera división europea, no me extrañaría que Fondo y Banco acabaran saliéndose con la suya.

Aquest conte ja me’l sé

Iolanda Fresnillo i Sallan, Observatori del Deute en la Globalització

El Banc Mundial ha advertit aquests dies de lo malament que anem amb l’economia espanyola. Amb alguns errors de càlcul (en fi, que no sabien calcular el deute públic de l’Estat espanyol). Però això al Banc li dóna igual, l’important és l’important. És a dir, fer com el seu germà bessó, el FMI, i posar en solfa l’economia espanyola, és a dir, els treballadors i treballadores d’aquest país. Es tracta de fer allò que ja estan adobats a fer, tant el Banc com el Fons. Ho han fet durant dècades en els més diversos països d’Amèrica Llatina, Àfrica, Àsia o Europa de l’Est. Però no es confonguin, ells no imposen, fan recomanacions. Llegeixen la seva bola de vidre i publiquen els seus informes sobre el que seria bo que fes aquest o aquest altre país. Els mercats els escolten. I si el país fa oïdes sordes a les “recomanacions” de les bessones de Bretton Woods, doncs són els mercats els que s’ocupen d’aplicar el merescut càstig. Atacs especulatius, augment de risc país, fugida de capitals… És el que mercats i institucions financeres internacionals porten fent durant dècades, i saben bé com fer-ho. L’objectiu? Donar plaer i beneficis als mercats de capitals, a les empreses transnacionals, inversionistes globals i especuladors internacionals. El cost? reduccions de salaris, desregulacions laborals, acomiadaments, augments de impostos indirectes, reducció de subsidis i ajudes, privatització de pensions i serveis públics… El premi? Més deute, ja que quan poden acompanyen les benintencionades “recomanacions” amb crèdit, que d’alguna cosa han de viure aquestes institucions (és a dir, dels interessos).

Com deia, aquestes institucions duen més de 6 dècades fent el seu treball, amb quin resultat? Doncs jo ho qualificaria de fracàs. Si bé les polítiques recomanades han permès a les elits econòmiques conquerir mercats i acumular beneficis, fins i tot aconseguir certes millores en certs indicadors macroeconòmics, aquestes han tingut importants impactes negatius en les condicions de vida de milions de persones. No han aconseguit garantir de forma sostinguda el creixement econòmic o l’equilibri de la balança comercial que prometien, ni han permès tampoc superar els problemes de sobreendeutament. Aquest evident fracàs no ha aconseguit acabar amb l’existència bacteriana del FMI i el Banc Mundial, que han aprofitat la crisi financera primer, i econòmica després, per a reaparèixer estel·larment. Aquesta vegada no es fiquen amb Argentina o Mali, sinó que s’atreveixen a jugar en primera divisió, contra Espanya o Grècia. Encara que veient els entrenadors i la plantilla que tenim en la primera divisió europea, no m’estranyaria que Fons i Banc acabessin sortint-se amb la seva.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: